Saltar al contenido
Codifíca.me | Desarrollo web | Programación

Qué valoran las empresas de un blogger

24 junio, 2015

Aparentemente, para trabajar como Blogger solo son necesarias dos competencias: Escribir sin cometer faltas de ortografía y ser puntual con las entregas. Esa es la creencia más extendida, sin embargo, con solo estas dos aptitudes no te diré que no podrás trabajar como Blogger porque te mentiría, pero SÍ puedo asegurarte que no serás valorado como quizá merezcas.

Siempre digo que en la vida no basta con ser bueno, sino que hay que demostrarlo. En muchas ocasiones se nos brinda la oportunidad de dar lo mejor de nosotros mismos, entonces ¿por qué conformarse con ser corrientes?

Es muy probable que con tan solo el ejemplo de algún artículo que hayas publicado, a muchas empresas les resulte suficiente como para reclutarte, sin embargo, más adelante serán tenidos en cuenta determinados rasgos, habilidades, talentos y competencias, que muy probablemente marquen tu margen de maniobra a la hora de negociar un sueldo, por ejemplo, o te permitan elegir en qué temática escribir, pero siempre determinarán tu calidad y te distinguirán del resto.

empresas blogger

¿Qué valorarán las empresas de tí?

Estos serán los factores por los que serás mejor considerado. Algunas veces serán los que determinen tu contratación, ya que muchas empresas tienen establecidos unos perfiles específicos, en base a estas aptitudes:

Especialidad

Que seas especialista en alguna temática. Si bien esto no es del todo determinante (hay quien piensa, incluso, que se es mejor valorado cuanto mayores y mejores conocimientos se tengan de muchos temas), dominar una materia que sea muy específica ampliará tus posibilidades de trabajar exclusivamente en lo que más te gusta y de ser mejor remunerado. Hay profesionales expertos en determinados temas que son muy demandados por empresas de un sector concreto y se cotizan mejor.

Adaptabilidad

Flexibilidad. Tan importante es dominar una especialidad determinada como estar dispuesto a adaptarte a las temáticas que te ofrezcan. Las empresas no quieren trabajadores que pongan obstáculos al desarrollo de su actividad. Si no aceptas de buen grado estos cambios no te despedirán, pero no serás tenido en cuenta para proyectos importantes ni te considerarán un buen colaborador.

Responsabilidad

Responsable. Lo que significa que atiendes tus obligaciones con puntualidad y responsabilidad. Este último punto es importantísimo. Los medios digitales no son todo lo seguros que desearíamos, por tanto, tampoco están exentos de fallos. Un buen día, el servidor puede tener errores y no permitir publicar el/los artículo/s. En ese caso, lo sensato es aportar soluciones, demostrar que eres resolutivo. Puedes entregar tu trabajo redactado en word a la persona que se ocupa de la supervisión para que él/ella se encargue del resto, además de avisar del problema y esperar instrucciones. Tu empresa es consciente de que pueden producirse eventualidades, pero eludir tu responsabilidad, amparándote en esos problemas, no hablará bien de tí. Ten bien presente que, salvo excepciones, los errores y fallos de la red no te eximen de cumplir con tu obligación.

Iniciativa

Que muestres ilusión e iniciativa. La implicación es un aspecto de tí que será tenido muy en cuenta, es decir, que participes de manera activa aportando soluciones o mejoras, por ejemplo, sugiriendo nuevas etiquetas o categorías (o simplemente haciéndolo directamente), proponiendo recursos que crees, desde tu conocimiento o perspectiva, que pueden conseguir un mejor posicionamiento, más tráfico, etc. Que no te mantengas al margen será un importante valor añadido para tí.

Constancia

Que demuestres constancia y seriedad. Esto no significa únicamente que publiques siempre que te corresponda, sino que mantengas un nivel de calidad en tus trabajos. Cuando “bajes el listón” probablemente te lo comentarán para conocer los motivos y te propondrán soluciones. Si, a pesar de ello, no mejoras y demuestras no estar muy motivado puede que, en el mejor de los casos, no cuenten contigo para trabajos de importancia o, simplemente, que prescindan de ti.

Como verás, he obviado aspectos como el nivel de ortografía y un excelente dominio de la lengua porque esos ya se presuponen. Sin embargo, he querido incidir en otras capacidades que considero no son muy tenidas en cuenta por el propio Blogger y que, muchas veces, marcan la diferencia y resultan determinantes para convertirse en un profesional competente.

5/5 - (1 voto)